«España malgasta más de 500M € al año en un mecanismo de capacidad que no se ha usado nunca y no invierte lo necesario en interconexiones»

  • El evento ha sido patrocinado por la Fundación Heinrich Böll y el World Future Council
  • Punset ha reclamado la realización de más interconexiones que garanticen mejor el suministro que el mecanismo de interrumpibilidad, mucho más caro y muy poco utilizado

Bruselas, 26 de enero de 2017.- ⁠⁠⁠Carolina Punset, eurodiputada de Ciudadanos (Cs, Alde) ha organizado, junto con los eurodiputados Benedek Jávor (Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea) y Jo Leinen (Socialistas y Demócratas) un encuentro con el título “El papel de la cooperación internacional en la transición energética y la ampliación de las energías renovables”.

En su intervención de apertura –enlace a texto completo—, la eurodiputada ha destacado la importancia «de una red suficientemente bien interconectada, esencial para el desarrollo sostenible y la descarbonización del mix energético». Asimismo, Punset ha recordado que la UE cuenta con «programas e instrumentos para apoyar proyectos como las redes energéticas, las renovables y la eficiencia energética»

La eurodiputada de Ciudadanos ha lamentado que «la lista de proyectos de interés común de la Comisión Europea promueva sobre todo proyectos relacionados con el gas; con ello, aumentamos el riesgo de depender totalmente de los combustibles fósiles y entorpecemos el despliegue de las energías renovables».

Con relación a la denominada interrumpibilidad del suministro eléctrico, Carolina Punset ha criticado con dureza que «todos los años el Gobierno español malgaste más de 500 millones de euros en un mecanismo de capacidad que no se usa nunca. En un país con sobrecapacidad como España, la interrumpibilidad se ha aplicado dos veces en diez años por un fallo en un transformador y durante unas pocas horas, pero las grandes empresas del acero y el aluminio se embolsan anualmente ese fondo, se interrumpa o no el suministro por picos de demanda».

La eurodiputada considera que el dinero debería emplearse en crear más interconexiones, a escala regional, que garantizarían el suministro de energía en todas las circunstancias. «La interconexión más grande entre Francia y España, anunciada a bombo y platillo por ambos gobiernos, costó unos 700 millones de euros. Es obvio que siempre será más rentable gastar en esas interconexiones que en subvenciones encubiertas a las grandes empresas consumidoras»

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.