[Decl. escrita] Manipulación de la investigación científica por multinacionales tras las pruebas de emisiones de monos y humanos realizadas por la industria automovilística alemana.

Estrasburgo, martes 6 de febrero de 2018.


La industria del automóvil no ha podido caer más bajo, tras conocerse que Volkswagen, BMW y Daimler utilizaron monos y personas en experimentos, cuyos resultados ocultaron por ser perjudiciales para la salud.

Al igual que el tabaco en su día, este sector miente. Las marcas manipulan 11 millones de vehículos, y nos toman por tontos. A la industria del automóvil no le importan las más de 70.000 muertes prematuras que desde 2013 han provocado las emisiones de los carburantes, principalmente diésel, con niveles de contaminantes extremos en más de 130 ciudades de 23 Estados.

El lobby del petróleo es su gran aliado. El 78% del petróleo consumido en Europa se destina al transporte rodado, único sector industrial que no reduce sus emisiones de GEI y las continúa aumentando. Pero lo más sangrante es el alto grado de subvenciones que reciben los combustibles. Según el FMI más de 5,3 billones de dólares, es decir, el 6,5 % del PIB mundial.

Con estos compañeros, el sector de la automoción campa impune minando nuestra salud y destruyendo el planeta.

Un cambio de propulsión sin emisiones se dará cuando se rompa la viciada relación con el lobby del petróleo, mantenida por las abrumadoras subvenciones de los Estados.

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.