[Decl. escrita] Estrategia europea a favor de la movilidad de bajas emisiones (debate)

 

Estrasburgo, jueves, 14 de diciembre de 2017.


La reducción de emisiones justificada por el uso de biocarburantes es un engaño. La actual política de biocombustibles, aunque se limite su uso al 7 %, incrementará las emisiones de GEI en el sector del transporte.
Si tenemos en cuenta las emisiones de efecto invernadero derivadas del cambio indirecto del uso de la tierra, las emisiones de biodiesel son de media un 80 % superiores a las del diésel fósil.

Aunque el bioetanol tiene algunas reducciones, no alcanza los requerimientos mínimos exigidos por la Directiva de renovables. Usar la tierra para cultivar materia prima para combustibles es energéticamente muy ineficiente.

Mientras un campo de fútbol plantado de maíz puede abastecer de combustible a 2,4 coches durante un año, la misma extensión de paneles fotovoltaicos podría generar energía anual para 260 coches.

Cabe añadir que, ante la falta de criterios de sostenibilidad, el uso de aceite de palma para biodiesel en Europa ha aumentado un 600 %. Mientras que en 2010, el 8 % de las importaciones totales de aceite de palma se usaba en el transporte, en 2016, la cifra alcanzó el 46 %.

La conclusión lamentable es que, sin saberlo, los conductores europeos son los mayores consumidores de aceite de palma.

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.