[Dec. escrita] Objeción a una medida de ejecución: criterios científicos para la determinación de las propiedades de alteración endocrina (debate)

Estrasburgo, martes, 3 de octubre de 2017.


Nos hemos acostumbrado a las primaveras silenciosas, casi sin insectos, sin pájaros y con muy poca vida silvestre.

El uso extendido de productos químicos en todos los ámbitos de la actividad humana y sus efectos como disruptores endocrinos fue advertido en 2013 por la OMS. Este organismo destacó que la exposición a estos productos es preocupante no solo para la vida salvaje, sino también para los seres humanos.

La OMS insistió en que los legisladores debían tomar medidas para regular la exposición humana y ambiental a estas sustancias. Después de una larga espera, la Comisión nos sorprende con una definición de disruptor hormonal, que excluye a los plaguicidas disruptores hormonales de insectos y los exime de ser considerados como tales, incluso si tienen efecto hormonal en otros artrópodos.

¿Es así como la Comisión cumple su mandato de protección de las personas, los animales, el medio ambiente y sus ecosistemas? Esta exclusión afecta al 95% del reino animal formado por artrópodos, con roles clave en el equilibrio de los ecosistemas, además de arriesgar la salud de humanos y otros vertebrados.

Es inaceptable una definición así que, además, obliga a efectuar pruebas de peso para la determinación del efecto endocrino que podrían dilatarse años.

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.